Cuatro básicos para una vida de Exito

Posiblemente has escuchado la historia del joven que quería saber el secreto del éxito y para
ello le preguntó a su mentor cuál era este.

El mentor le dijo que viniera la madrugada siguiente porque iban a ir a dar un paseo al lago en
el bote de remos. El joven llego temprano para su cita con el secreto del éxito.

El Mentor se lo llevó hasta el centro del lago y, una vez allá, le pidió que saliera del bote y que
entrara al agua. Ya estando en el agua, su Mentor le hundió la cabeza y no le dejó salir a tomar
el aire hasta que prácticamente estaba desesperado por no poder respirar. Lo hizo de nuevo,
una y otra vez, hasta que el joven estuvo a punto de perder el conocimiento. En este momento
lo ayudó a subir al bote para que se recuperara. Cuando al fin lo hizo le dijo al Mentor: estás
loco? Me ibas a matar? El Mentor le contestó: me preguntaste que cuál es el secreto del éxito.
Cuando quieras lograr algo, asegurate de quererlo y buscarlo con la misma intensidad y
enfoque con la que querías y buscabas el aire: te aseguro que vas a tener éxito.

A mi me encanta esta historia por su simpleza. Muchas veces pensamos que producir los
resultados que queremos es complicado, cuando la verdad es que solo necesitamos querer
con Pasión, con todo nuestro corazón y poner todo nuestro enfoque. Todo lo demás viene
después.
Sinceramente creo que la mayoría de la gente es muy ligera con respecto a su futuro y lo que
quiere alcanzar.
Dicho de otra forma, muchos queremos pero muy pocos necesitamos. No es lo mismo querer
emprender que decidir qué necesitas emprender porque ya no te ves ni un minuto más como
empleado.
Querer y necesitar son dos palabras muy diferentes.

Te voy a compartir cuatro factores que pueden ayudarte a convertir tus “quiero” en
necesito

1. Alinear tu identidad con tu sueño. Nunca vamos a atrevernos a comprometernos con algo que no nos sentimos capaces de lograr.

Preguntate: ¿Quien eres? Qué esperas de ti? Te atreves a esperar grandes cosas?.

Todos somos movidos por fuerzas internas: nuestros valores, creencias, y estándares.
¿Cuáles son tus estándares? Mejor dicho: ¿que entiendes que mereces para ti y tu familia?
¿Cual es el nivel de vida que no es negociable?.

Si quieres hacer una prueba pregúntate:

Me siento ¿Luchador? “mientras más difícil se me pone más de cabeza me meto”

¿Competitivo? “si te burlas de mí eres una de las razones para que lo voy a hacer”

¿Soy el mejor? “el mejor Yo que puedo ser, constantemente”

Un identidad luchadora y de confianza en si mismo es el inicio de todo viaje que va a llegar al
destino deseado. Este tipo de identidad se desarrolla con la asociación positiva, lectura,
educación, mentoria y autosugestión.

2. Desarrollar Pasión: el que no sabe lo que es desear con Pasión le llama obsesionado al apasionado. No te sientas mal si te dicen que estas loco y que estas obsesionado con algo, si es con lo que te va a dar lo que añoras, vas bien.

Una persona que desarrolla pasión por un resultado, por un futuro, por un proyecto actúa
como si muy pocas otras cosas fueran importantes. Normalmente estas personas tienen a su
familia, su espiritualidad y su pasión, no hay espacio para muchas otras cosas.

Las personas que toman la vida más a la ligera no entienden ese tipo de foco, no entienden
esa forma de vida y normalmente acusan a los que actúan de esa forma como locos y hasta
les tienen lastima. Recuerdo perfectamente cuando amigos y familiares me veían con lastima
porque yo “estaba loco perdiendo el tiempo”

Solamente estudia a todo el que ha sido excelente en algo y te darás cuenta que han sido
obsesionados o, como me gusta decirles, personas apasionadas.
Siempre que mantengas tus prioridades y valores claros y en perspectiva, la pasión es el
camino a una vida extraordinaria.

La pasión no necesita vacaciones, el apasionado tiene imaginación, la “suerte” le persigue.
O al menos así lo ven las personas de fuera.
La mayoría no entiende la ley de la atracción: cuando estamos todo el tiempo pensando en un
resultado final, buscando cómo llegar a él, buscando opciones, y recursos terminamos
encontrando estos y a las personas que van a hacer posibles esos resultados en formas que
parecen fortuitas y afortunadas. Ese es un nivel de juego al cual muy pocos logran accesar.
Ese nivel de juego esta reservado para los apasionados.

3. Se deben a algo más grande: las personas que desarrollan una vida extraordinaria no están
solamente trabajando por ellos mismos, están pensando en un legado, se deben a una
organización, a una visión: algo que les va a sobrevivir.
Este legado crea un sentido de responsabilidad que les mantiene en el camino cuando el
camino se pone duro. Saben que no están trabajando solamente por ellos sino que muchas
otras personas, inclusive futuras generaciones que van ser impactadas por lo que ellos están
haciendo hoy. Han encontrado una misión por la cual vivir.

4. Sentido de urgencia: por último estas personas saben que no van a vivir para siempre.
Así que, como no sabemos hasta cuando tenemos, no hay tiempo que perder.
Si los estudias, te das cuenta que viven una vida intensa: pasan tiempo creando memorias con
su familia, trabajan duro, involucran a sus seres queridos en su trabajo, viajan, conocen nuevas
personas que aportan a la causa, tienen pasatiempos que les ayudan a relajarse, las líneas del
placer y el trabajo están borrosas: no se sabe cuando están haciendo cada una porque todo
apunta al mismo sitio, su propósito de vida.

Mi último consejo ahora es: asegurate de estar en un ambiente donde puedas desarrollar estos
4 elementos en tu vida a través de ver a otros, modelarles y estar en contacto con ellos. Esa es
nuestra razón de ser.

Estamos aquí para ayudar.

Leave a Comment

Suscríbete

Recibiras directamente a tu correo nuestro contenido semanal y nuestras mas recientes actualizaciones. Queremos estar más cerca de ti.