Ser, Hacer, Tener

Todas las personas que conozco quisieran mejorar su nivel de vida, y los que no, al menos quieren asegurar su futuro y legado a sus hijos.

El principal obstáculo que se interpone en la consecución de este deseo es la completa desinformación que hay sobre como los seres humanos consiguen mejorar sus resultados.

La sabiduría popular, el sentido comun apunta hacia lo externo: conseguir el trabajo correcto, el negocio correcto, los socios correctos, el dinero para invertir, al amigo en la política, etc. Sin embargo hemos visto infinidad de personas que consiguen esas oportunidades para solo ver fracasado su intento a causa de otro elemento externo: el socio me engaño, el politico se olvido, el dinero de la inversion se perdió, el trabajo lo perdi, conseguir el exito financiero o profesional pero la familia es un desastre, etc.

El asunto es que estamos buscando, culpando o responsabilizando a las circunstancias, terceras personas o nuestro ambiente. Muy pocos encuentran el secreto; el cual es que no hay secreto,  solo tenemos que convertirnos en la persona que puede obtener los resultados que queremos.

Analicemos como educamos a nuestros niños y los ayudamos a convertirse en adultos: Se les enseña responsabilidad, perseverancia, disciplina, honradez, entre otros valores, ademas de conocimientos académicos que los CONVIERTEN en personas adultas que pueden operar en un nivel mas alto que cuando eran niños. La pregunta es porque la gran mayoría detenemos ese proceso alrededor de los 25 a 30 años de edad. Nos preparamos por 20 años para empezar nuestra vida adulta – profesional y cuando por fin empezamos el viaje como adultos paramos el proceso de educación y crecimiento.

Mi vida empezó a cambiar cuando empece a estudiar sobre la espiritualidad, el liderazgo, las relaciones personales, temas sobre mi area profesional, la industria en la que me desenvuelvo, entre otras.

Afrontar las pruebas que la vida va poniendo enfrente de nosotros con las herramientas cognitivas y el marco teórico necesario nos permite responder de forma diferente, es lo que se llama madurar

La puerta hacia el logro de tus mas grandes anhelos es tener un plan de crecimiento personal, apuntar alto y prepararte para la carrera. Tu puedes hacerlo.

1 thought on “Ser, Hacer, Tener”

Leave a Comment

Copyright Alberto Aguilera © 2021

Suscríbete

Recibiras directamente a tu correo nuestro contenido semanal y nuestras mas recientes actualizaciones. Queremos estar más cerca de ti.