LA CIMA, EL EGO Y LA HUMILDAD

En algún lugar escuche que un líder para destacarse tiene que tener algo de ego. ¿Como una persona que quiere destacarse mantiene ese ego bajo control? ¿Puede un líder tener una sana autoestima que le haga sentirse capaz y al mismo tiempo mantenerse humilde?.

La clave está en los motivos. A través de mi vida he pasado por etapas en las cuales he querido “ser alguien” , destacarme y ser diferente a los demás, lograr lo que la mayoría de la gente no ha logrado. Este tipo de pensamiento ha terminado poniendome en peligro y en un estado mental de “realización” donde no me es posible seguir creciendo y desarrollándome. Con el tiempo, la lectura y a través de consejeria y analizando a mis mentores – personas a quienes respeto y modelo – me he dado cuenta de que la clave para ser un líder exitoso sin perder la perspectiva que te mantiene los pies en la tierra es hacer lo que haces por una causa mayor que tú en lugar de hacerlo para tu gloria personal.

Un líder que logra mantenerse humilde está haciendo lo que hace para engrandecer a la organización, en lugar de engrandecerse a sí mismo. Está buscando el bien común en lugar del beneficio personal. Está asegurando el éxito de la organización o de su causa en lugar de su éxito particular. Un líder que logra mantener su perspectiva sabe que solo llega más rápido pero en equipo llega más lejos. Uno de los descubrimientos más espectaculares que he tenido en mi vida como parte de organizaciones de personas es que si yo cuido al equipo, el equipo me cuida a mí.

Pensemos en grandes líderes a través de la historia: Madre Teresa, Ghandi, Mandela, y el mayor de todos: Jesus, para solo mencionar algunos. Estas personas no estaban haciendo lo que hacían para tener poder ni riquezas, ni para ser recordados, ni para ganarle la partida a un contrincante, sin embargo cambiaron el mundo. Estos líderes y muchos otros que han trascendido se debían a una causa mayor que ellos, una causa por la cual estaban dispuestos a vivir una vida de sacrificio, perder su libertad y hasta entregar su vida.

Si extrapolas este comportamiento a tu vida diaria pregúntate primero si quieres ser alguien de valor para tu generación. Si quieres ser de los que multiplican sus talentos (ver parábola de los talentos Mateo 25:14-30). Si la respuesta es positiva necesitas encontrar una causa u organización en la cual multiplicar tus talentos. Algunas de estas estarán ligadas a negocios, otras pueden ser sociales, profesionales o religiosas. Lo importante es que entiendas que siendo parte del crecimiento de una organización estarás creciendo tu. Ayudando a la organización a destacarse, te estarás destacando tu.

2 thoughts on “LA CIMA, EL EGO Y LA HUMILDAD”

Leave a Comment

Suscríbete

Recibiras directamente a tu correo nuestro contenido semanal y nuestras mas recientes actualizaciones. Queremos estar más cerca de ti.