La libertad

Es maravilloso vivir en un país libre. Donde el estado no te dicta cual debe ser tu religión o si debes tener alguna, donde puedes decidir poner cualquier comentario contra las autoridades públicamente sin miedo a que se tomen represalias, donde puedas decidir qué hacer con tu vida.

La pregunta que me hago es ¿estamos siendo realmente libres? El miedo al qué dirán, el miedo a fracasar, la competencia por lucir mejor que los demás en lo económico y en lo físico, “parecer que nos va bien”, nos esclavizan silenciosamente.

He visto un montón de personas con un potencial espectacular no desarrollarlo, porque están más ocupados pareciendo que siendo. La libertad trae consigo una responsabilidad, una que a la mayoría de nosotros nos aterra: impactar positivamente nuestro entorno. Nuestra sociedad progresa con el progreso de sus ciudadanos.

Progreso personal – desarrollo personal no solo económico. El primero traerá al segundo.

Tenemos la libertad para triunfar, tenemos la libertad de hacer una diferencia en nuestro entorno, tenemos la libertad de desarrollar nuestro potencial al máximo, tenemos la libertad de influir positivamente con nuestra trayectoria, tenemos la libertad de no hacer nada de eso y ser “personas normales” – tú decides, al fin y al cabo, vives en un país libre, nadie te va a obligar.

Leave a Comment

Suscríbete

Recibiras directamente a tu correo nuestro contenido semanal y nuestras mas recientes actualizaciones. Queremos estar más cerca de ti.