¿Alguna vez has visto como dirige el director de una sinfónica?

Con tal precisión levanta su batuta que los músicos saben exactamente cuando tocar sus instrumentos. Muchas personas quieren ser lideres porque lo ven exactamente igual que el director de música: yo solo digo y los otros hacen.

Hay un primer y único paso para lograr esto: autodirigirte.

Tienes que ser capaz de dirigir primero a ti mismo. Se el primero. Cumple, comprométete y haz primero. ¿Y dónde está la magia en todo esto?.

Vencerás obstáculos que te harán más fuerte y aprenderás. Dicho de otra manera, te convertirás en esa persona que sueñas ser: un líder que dirige y motiva a otros a hacer porque tu hiciste primero.

 

Photo by rawpixel.com on FreePik